El acompa├▒amiento perfecto para los churros. Una buena taza caliente de chocolate